Clik en las imágenes para ampliar

Para encontrar los orígenes de la empresa nos debemos remontar a 1915, cuando D. Iñigo Martínez Moros cubría la ruta entre Aniñón y Calatayud con un coche de caballos,  que quedó inmortalizado en la siguiente fotografía.

Es una preciosa diligencia con puerta trasera y escala y en cuya parte superior puede leerse:  Coche de Aniñón a Calatayud Posada San Antón, lo que nos hace suponer que el final del trayecto era precisamente dicha posada.

Como curiosidad, el mismo escenario ochenta años después.  En la actualidad, la Posada San Antón está completamente restaurada y convertida en la Hospedería Mesón de la Dolores.

D. Iñigo Martínez pronto compró su primer autobús y fundó la empresa con su propio nombre.  A la ruta mencionada le añadió otro pueblo más lejano: Villarroya de la Sierra.  Y así quedaría configurada la línea regular de la que, actualmente, todavía somos concesionarios.

Entre los autocares que fue añadiendo a su flota destaca este flamante Hispano Suiza, con el nombre "Empresa Martínez" en su lateral.  

Cuando la empresa pasó a sus hijos,  cambió de nuevo el nombre a Hermanos Martínez S.C.I. y en el año 1965 se constituyó en su actual configuración jurídica: Hermanos Martínez S.A, aunque en el mundo del transporte y entre nuestros clientes somos conocidos por "Hermasa".

Todavía conservamos en las oficinas de la empresa el libro de caja de aquel año 1965, en el que, según apunte, se cobraba 4.800 pesetas por un viaje al Valle de los Caídos.

David Martínez Morales, a quien podemos ver con tres años "conduciendo" un autobús, constituye junto a su hermano Javier la cuarta generación de esta empresa.
David y Javier Martínez Morales en la actualidad

Enseñando el oficio a la quinta generacion de Hermasa

Erika Martínez Torres, hija de David